Lavado y Desinfección de estanques de agua potable

Manteniendo el equilibrio y potabilidad del agua

En general, todos los depósitos que se utilizan para contener agua potable son posibles de contaminación.

En los casos en que el examen de las aguas de un tanque de agua de distribución revela una contaminación y esta procede del mismo, debe procederse a su desinfección.

La limpieza y desinfección de los depósitos requieren de las siguientes normas:

1- Vaciar completamente el depósito.
2- Hidrolavar, cepillar y rasquetear las paredes, tapas y fondo. Luego lavar con abundante agua desagotando simultáneamente hasta eliminar todo residuo.
3- Enjuagar y llenar el depósito con agua agregándole un litro de hipoclorito por cada mil litros de agua.
4- Abrir las válvulas de desagote en el tanque de agua hasta que el agua que sale por ella presente olor o sabor a cloro.
5- Dejar actuar el desinfectante por lo menos cuatro horas y finalizado ese período eliminar el agua clorada haciéndola salir por las mismas válvulas de desagote.
6- Sin lavado posterior, llenar el tanque con agua y librarlo al consumo.
7- Es importante que el tanque se encuentre provisto de tapa o cierre hermético para evitar el contacto del agua con partículas o cuerpos extraños que puedan contaminarlo.
8- Es recomendable que las operaciones de lavado y desinfección del tanque sean realizadas, al menos, una vez semestralmente.

 

 

 

 

 

 

 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   

 

VIAFIN - Av. Departamental 1283 San Miguel - Santiago, Chile - Fono 5230034 - E-Mail: contacto@viafin.cl